Rubén Morones
2014, Mexico
Su combinación de antibióticos y sales de plata multiplica el efecto contra enfermedades infecciosas
Biotechnology

Rubén Morones ha desarrollado cócteles terapéuticos de plata y antibióticos para mejorar el efecto de los antibióticos actuales que cada vez se enfrentan a problemas de resistencia bacteriana más acuciantes. Su propuesta podría ser la respuesta para contrarrestar las enfermedades infecciosas resistentes y transformar su tratamiento en todo el mundo. Además, el proceso desarrollado por Rubén aumenta la efectividad de los antibióticos sin aumentar los costos del medicamento.
Las propiedades antimicrobianas de la plata se conocían desde hace siglos, ya las utilizaron civilizaciones antiguas como los mayas o los aztecas. Este joven investigador ha desarrollado un mecanismo que se sirve de este potencial de la plata para potenciar antibióticos y hacerlos hasta 1000 veces más eficaces contra las bacterias.
En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud ha advertido cómo cada vez son más las bacterias que son “inmunes” a todos o casi todos los antibióticos que existen hoy en día en el mercado. Por ese motivo, esta nueva terapia puede ser una de las soluciones para tratar estas enfermedades y salvar muchas vidas.
Emprendedor en serie, José Rubén fundó su primera start-up, Biopristine, gracias al premio que gano con su primera patente, la utilización de nanopartículas de plata para combatir bacterias. Posteriormente fundó Chrysalis, empresa de bioplásticos, y Enbiotix, a través de la que está llevando al mercado sus avances en antibióticos biotecnológicos.